Skip to content

EL ABURRIMIENTO

Iconos-Diciembre-04

(…) acecha la otra terrible enfermedad de nuestra civilización: el aburrimiento.

Lorenz, K. La acción de la naturaleza y el destino del hombre, p. 303.
Madrid: Alianza D.L., 1988.

El exceso de historias, el exceso de lo ya dicho, el exceso de regularidad no pueden si no producir disgregación.(…) ya lo había dicho Nietzsche (…). El aburrimiento (…) depende a menudo del hecho de que estamos saturados de historia. La saturación destruye la idea de armonía y secuencialidad y nos lleva, como ha observado Bachelard, no solamente a reconocer, sino a desear el carácter corpuscular y granular, tanto en las secuencias de los acontecimientos como en las de los productos de ficción.

Gaston Bachelard, La poétique de l´espace, Seuil, París, 1962
Citado por Calabrese, O. La era neobarroca, p. 100.
Madrid: Cátedra D.L., 1989.

el-aburrimiento

Constance Jacobson, Tome 20, 2008.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s