Skip to content

EL ARTE DE CONSUMO

Iconos-Diciembre-07
(…) el caníbal de lo visible, nuestro más grande predador de formas, ha hecho pasar la pintura occidental de la autonomía a la autofagia. (…) A la manera del “hombre que consume cada vez mejor, pero de manera irremediable, su propia sustancia, esto es, lo que viene del medio natural”.

El texto entrecomillado pertenece a Leroi-Gourhan.
Debray, R. Vida y muerte de la imagen: historia la mirada de Occidente, p. 59.
Paidós: Barcelona, 1994.

La oferta de mercancías capitalistas postula a un ser humano que quiere satisfacer todos sus deseos. (…) El consumo ha de convertirse en placer creativo. Detrás de esto se encuentra el abandono de los privilegios del artista y el ideal del receptor maduro, orientado a la ejecución artística. El resultado sería un “arte no como dictado del establishment artístico…, sino como libre expresión del “consumidor”. No obstante: la ilusión de la satisfacción total de los deseos va en círculo. El arte de consumo deviene en consumo de arte, es decir, la obra de arte queda, como todo artículo de consumo, a merced del deterioro. La libertad de elección se trastoca en obligación de consumir.

El texto entrecomillado pertenece a Karl Gerstner.
Citado por Hofmann, W. Los fundamentos del arte moderno, p. 433.
Península: Barcelona, 1992.

el-arte-de-consumo

Michel de Broin, Dead star, 2008.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s