Skip to content

Invisible

Iconos-Diciembre-06

“Luz de luz” es la fórmula más alta de la teología que expresa el punto de identidad entre la filosofía griega y la fe cristiana.

Zambrano, M. La agonía de Europa, p. 101.
Madrid: Trotta, 2000.

Lo visible no existe en ninguna parte. No sabemos de ningún reino de lo visible que mantenga por sí mismo el dominio de su soberanía. Tal vez la realidad, tantas veces confundida con lo visible, exista de forma autónoma, aunque este ha sido siempre un tema muy controvertido. Lo visible no es más que el conjunto de imágenes que el ojo crea al mirar. La realidad se hace visible al ser percibida. Y una vez atrapada, tal vez no pueda renunciar jamás a esa forma de existencia que adquiere en la conciencia de aquel que ha reparado en ella. Lo visible puede permanecer alternativamente iluminado u oculto, pero una vez aprehendido forma parte sustancial de nuestro medio de vida. Lo visible es un invento. Sin duda, uno de los inventos más formidables de los humanos. De ahí el afán por multiplicar los instrumentos de visión y ensanchar así, sus límites. La cámara de televisión fue un gran hito en la historia de este deseo. La televisión nos permitió ver imágenes nunca vistas. Y empezamos a creer que la cámara, con su zoom y su macro, nos brindaba la verdad sobre lo real. Y el enamoramiento de la humanida por la cámara no ha dejado de crecer. Gracias a la fotografía, al cine, a la televisión, al vídeo y a las sofisticaciones de los modernos ordenadores podemos visualizar desde elementos microscópicos hasta imágenes de lo ocurrido a tantos años luz de nosotros que, de hecho, nos permiten ver parte de nuestro propio pasado.

Berger, J. Modos de ver, p. 7.
Barcelona: Gustavo Gili, 1995.

Ahora podemos estudiar partículas elementales cuyos radios son tan pequeños como 10-15 cm, y estudiar señales procedentes de los confines del universo desde distancias del orden de 1028 cm. Por tanto nuestro conocimiento, aunque con numerosas lagunas, trata fenómenos que cubren una escala de cuarenta potencias de 10.

Prigogine, Ilya e Isabelle Stengers. La nueva alianza: Metamorfosis de la ciencia, p. 246.
Madrid: Alianza, 1994.

* * *

invisible-tetraedro

  • Tamaño: mayor o menor volumen o dimensión de una cosa.
    El ojo humano no ve lo que es muy grande ni lo que es muy pequeño.
  • Velocidad: ligereza o prontitud en el movimiento.
    Somos incapaces de apreciar lo que transcurre a velocidades muy lentas o demasiado rápidas.
  • Luz: agente físico que hace visibles los objetos / Claridad que irradian los cuerpos en combustión, ignición o incandescencia. La luz es una radiación electromagnética.
    El ojo humano no aprecia longitudes de onda fuera del espectro visible, también llamado de la luz blanca.
  • Tiempo: duración de las cosas sujetas a mudanza.
    El hombre es incapaz de percibir el tiempo, aunque puede apreciar algunos cambios que este provoca.

 

 

%d bloggers like this: